lunes, 15 de julio de 2013

Sueños muertos









Hoy no era un buen día para amanecer,
pero era debido...y desperté.

Desperté de un sueño de paisajes no vividos.
Caminos que la luna no ilumina,
negras sombras que amenazan mis sentidos.

Árboles llenos de fruto sin sabor,
pájaros que cantaban sin sonido.
Sumergida en presagios de tormenta,
descubro con asombro que no existo.
Reflejada en negras nubes va mi ausencia
y se acrecienta el sentimiento de vacío.

Era tan desolador mi turbio sueño..
que olvidarlo era merecido,
pero el mensaje estaba destinado
a estrellarse contra el muro del olvido.

Y me encuentro avisada sin aviso...
despertando sin saber lo ya sabido.
Mi inconsciente me traiciona olvidando,
que este día gris, de sueños muertos,
ni siquiera merecía ser vivido.