martes, 15 de abril de 2014

16 de Abril - Día Mundial contra la Esclavitud Infantil


No es un día mas. Se recuerda ( y debe recordarse cada día) la muerte de un niño, tristemente conocido por su lucha contra la explotación infantil. Iqbal Masih
                                     

A él, como a tantos otros niños de todo el mundo, se le negaron todos sus derechos. Excluidos de la educación y atrapados en el círculo vicioso de la pobreza, estos niños trabajadores ven socavados sus derechos básicos, su salud e incluso su vida.
Las niñas sufren una doble discriminación por su condición de mujeres, y son más vulnerables a todas las formas de explotación, sobre todo, al abuso sexual y a la prostitución.
La explotación infantil está asumida dentro de la familia como una fuente de ingresos aceptada por la totalidad de sus miembros.
Por otro lado un niño resulta más rentable que un adulto debido a su indefensión, sumisión y al hecho de que realiza el mismo trabajo que un adulto, sin ningún tipo de queja y a cambio de una remuneración muy inferior.

El 20 de noviembre de1959, La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó por unanimidad la Declaración en 10 puntos los Derechos del Niño:

Derechos del Niño :

La Convención de los Derechos del Niño fue aprobada por la Asamblea General de las NU y ratificada por más de 20 estados el 20 de noviembre de 1989.

La Convención sigue el esquema de todo tratado internacional tanto en su estructura interna como en su contenido.

Sólo quedan 6 países para la ratificación universal, estos son: EEUU, Suiza Somalia, Omán, Emiratos Árabes Unidos y las Islas Cook. Esto hace de la Convención de los derechos del niño el tratado de derechos Humanos ratificado por un mayor número de Estados Partes.

El 20 de noviembre de1959, La Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó por unanimidad la Declaración en 10 puntos los Derechos del Niño:

1.- Derechos a la igualdad sin distinción de raza, credo o nacionalidad.

2.- Derecho a una protección especial para un desarrollo físico, mental y social.

3.- Derecho a un nombre y una nacionalidad.

4.- Derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuadas para el niño y la madre.

5.- Derecho a una educación y cuidados especiales para el niño física o mentalmente disminuido.

6.- Derecho a comprensión y amor por parte de los padres y de la sociedad.

7.- Derecho a recibir educación gratuita y a disfrutar de los juegos.

8.- Derecho a ser el primero en recibir ayuda en casos de desastre.

9.- Derecho a ser protegido contra el abandono y la explotación en el trabajo.

10.- Derecho a formarse en un espíritu de solidaridad, comprensión, amistad y justicia entre todos lo pueblos.


Según datos publicados por UNICEF , 158 millones de niños y niñas de entre 5 y 14 años trabajan cada día en jornadas de hasta 15 horas diarias, durante las cuales apenas ven la luz del sol, expuestos a situaciones de explotación y maltrato. La Oficina Internacional del Trabajo (OIT) en su informe de 2010, reportaba de 215 millones de niños en esta situación. Estas estadísticas son refutadas por muchas ONGs, que las califican como “encubrimiento de la esclavitud”, y hablan de aproximadamente 400 millones de niños esclavos en todo el mundo.


Muchos de los niños que padecen esta situación son torturados, otros sufren deformaciones o dejan de crecer por las duras condiciones en las que viven diariamente o se convierten en empleados domésticos que valen menos que cualquier animal o son prostituidas o casadas a la fuerza. Igualmente, es preciso recordar a los menores soldados, así como aquellos sometidos a trabajos forzados en las minas o en la agricultura, sin olvidar a niños como Iqbal, que trabajan para saldar las deudas de sus progenitores.


Al margen de las estadísticas, como dicen en Unicef: 
"Cada niño cuenta"
"Los datos han permitido salvar y mejorar las vidas de millones de niños y niñas, especialmente los más desfavorecidos." Así es como lo hemos logrado.

Levantemos la voz para que esto no siga sucediendo, para que no se siga diezmando el cuerpo, mente y alma de estos niños que ni siquiera conocen otra realidad , mas que las que les imponen adultos sin corazón, ni conciencia.
Privándolos de lo mas valioso que puede tener un niño para formarse plenamente, sus derechos. Derecho a ser amados, educados, respetados. Y a jugar y crecer en libertad.